¿Nos K-gó el cuerpo?

El miércoles a la mañana estaba usando la computadora. Apague la televisión porque creía que no iba a pasar nada. Creía que los noticieros no me iban a aportar nada. Sólo esperaba el censista. Mi vieja se me aparece. “¿No viste las noticias?”, me dice. Prende la tele. El zócalo de “Murió Néstor Kirchner” se me impacta en la cara. Mi vieja derrama lágrimas en cuestión de minutos. “¡Se hunde el país!”, grita y, de paso, puteando a algún comentarista de América Noticias.

La muerte de Néstor nos permite dar el espacio suficiente sobre qué nos dejó su gestión. Pero las incertidumbres, que nos invade el porvenir, quizás nos lo opaca.

“Y ahora -me preguta mi vieja- ¿quién va a seguir liderando nuestro país, Leandro?”. Sin saber con claridad que respuesta dar le contesto: “Cristina”. Y luego, en forma irónica, le aclaro: “O Scioli… o Moyano”.

La muerte de Néstor nos permite dar el espacio suficiente sobre que nos dejó su gestión. Pero la pasión insaciable nos convierte en una cápsula sin meditación alguna.

Mi vieja se va de casa a organizar una marcha a la Plaza de San Martín, organizado por Movimiento Evita, a las apuradas. Yo después me tuve que ir con mis compañeros de la Escuela de Ciencias de la Información. Sorry Censo.

Acumulación de personas en las calles. Dolores expresados. Graffittis por doquier. “Néstor Vive”. “Fuerza Presidenta”.

La muerte de Néstor nos permite dar el espacio suficiente sobre qué nos dejó su gestión. Pero los medios quizás no permiten un espacio serio sobre cómo organizar nuestra conciencia.

Los medios K se la han pasado pelotudeando con embocar algun título groso para los diarios del mañana: “Un sentimiento”, “El hombre que cambió la historia” y las tres horas seguidas de 678. La estetización política de Benjamin: las ideas, bien gracias.

Ni siquiera los medios opositores, con sus frías e inhumanas columnas, que siguen imponiendo su miedo a los lectores. Mariano Grondona se parece al Señor Frío (archi-enemigo de Batman) en todos los sentidos.

La muerte de Néstor nos permite dar el espacio suficiente sobre qué nos dejó su gestión. Pero lo repentino de esa muerte nos deja sobresaltados como para argumentar.

Los tres días de duelo terminaron.

¿Qué nos dejo la gestión de Kirchner (2003-2007)?

Un modelo estetizado. Un modelo que nunca fue.

Pero, según Fontevecchia, Kirchner obtuvo un triunfo en la cultura. Eso es muy válido.

Puso en la agenda a los horrores de la Dictadura, participó de la unidad latinoamericana y la concientización sobre las morbosas propuestas del neoliberalismo.

Pero él siempre estaba apegado a las empresas. Y siempre le gustaba comprar terrenitos en Calafate. Incluso en su “época de Montonero”, cosa que no fue tal.

Con Kirchner, renació la esperanza en medio del caos, del cacerolazo, del default, del helicóptero, del uno al nueve, después del uno al tres, etc. La pobreza obtuvo una baja drástica.

Pero ahora los números “indek-ianos” no nos clarifican bien como marcha la mano.

Kirchner fue un poder que se enfrentó a los otros poderes.

Se enfrentó a los militares, sin provocar un surgimiento de carapintadas, por suerte, y con apoyo popular de dicha iniciativa. Chau Punto Final y Obediencia Debida.

Sólo tuvo un enfrentamiento con la Iglesia de la mano del matrimonio igualitario durante el periodo de Cris.

Se enfrentó con las patronales. También de la mano de Cris. Pero él dió lo suyo.

Ha dado pelea a los oligopolios mediáticos. También de la mano de Cris. Pero él también dió lo suyo.

Pero los otros poderes dieron lo suyo. Excepto la iglesia que pierde como un perro.

Seguimos dependiendo de la soja. Y la expulsión de los pueblos originarios de sus propias tierras para cosechar esos “yuyos”.

El discurso de los setenta queda “monopolizado” de parte de su Gobierno como dueños de la misma.

El apoyo de mucha gente frente a los ruralistas quedó expuesta en los medios. Aún con gente que no tenía ni la más puta idea de lo que significaba una retención móvil.

Finalmente, los medios con Clarín como referente, cuya gestión (el de Néstor, no el de Cristina) fueron muy favorecidos con la unión de Cablevisión y Multicanal. Unión que fue aprobado con un pulgar arriba de parte del Presidente de la Nación. Ni hablar del pensamiento único en los medios estatales. Aunque este último hay que reconocer el (¿re?)surgimiento de la cultura dentro de las mismas.

Néstor fue un ser maradoniano: o era blanco o era negro; gris jamás. Eso produjo un modelo de país contradictorio. Por ende, un modelo que no fue tal. Pero el apoyo del mismo es innegable.

¿Cómo condenará la Historia a Néstor?

Cuando murió Alfonsín, se convirtió, en realidad ya se había convertido, en el símbolo de la Democracia. Cuando muera Me*em, si es que se muere algún día, será recordado como el símbolo del vendepatria. Y no tendrá el mismo fervor pos-mortem de apoyo que tuvo Alfonsín. Eso se los puedo asegurar. Con De la Rúa lo mismo. Y con Duhalde también.

Néstor sí lo tuvo. ¿Pero cómo lo recordaremos?

Yo lo veo como un hombre que ha tenido logros muy importantes, pero siempre con el fantasma de la hipocrecía de por medio.

Quizás fué el mejor presidente de esta última Democracia. Uno de los mejores, segurísimo. Y espero que podamos aprender de sus errores, valorar sus triunfos, comprender que no está bien convertir a una figura en un prócer (como lo dicta los programas de Szpolski y Gvirtz) o como un asesino que no parará “hasta que haya un muerto” (como lo anunció torpemente Joaquín Morales Solá).

La política, de alguna manera, volvió al país. Y eso le costó la vida a Néstor. En contra de las recomendaciones de los doctores (yo también me cago en los doctores), Néstor siguió adelante. Y el cuerpo le K-go.

Y prefiero no pensar que ese cuerpo este K-gando ahora a nuestro país. “¡Uuuuuyyyyyyy…. qué va a pasar ahoooora!”. “Cristina sin Néstor”, imprime la revista Noticias. Mejor preguntemosnos que pasó antes. El cuerpo no nos cagó. Prefiero pensar en ello.

Con el pasado se aprende, se trabaja en el presente y se prepara para el futuro. Una perogrullada lo que acabo de escribir, pero me parece que hay que tenerlo en cuenta en este momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s