Lucho Galende: “6-7-8 es un estereotipo que sale a responder a otro estereotipo”

Aviso: Al hacer play en los videos, si aparece al lado del ícono de Youtube el número 240 p., hagan clic sobre el mismo y cámbienlo para 480 p. para tener una mejor resolución de imagen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciudad de Córdoba. Ciudad Universitaria.

Viernes. 8 de Octubre del 2010. Seis de la tarde.

Viéndolo de espalda, manteniéndose cerca, se puede ver un cuerpo de gran tamaño en cuanto a su altura. Con ese traje oscuro, me hace recordar al monstruo de Frankenstein, sin pretender en dar una ofensa. Al estar frente al mismo, se ve tal cual aparece en la tele. La misma cara, los mismos anteojos. Sonriente y gracioso.

Luciano Galende, hoy conocido por ser el (segundo) conductor del programa que ya marcó un antes y después en el periodismo. Allí va, arribando en el edificio más nuevo de la Escuela de Ciencias de la Información, de la Universidad Nacional de Córdoba. Su propósito es liderar una charla abierta, que forma parte del llamado Semana del Comunicador, organizado por el centro de estudiantes de la escuela, liderado por Arcilla-La Bisagra. El título le da más que un justificante para su presencia: 6, 7, 8: de públicos a ciudadanos, acompañado de la siguiente especificación: “Cómo se piensa al ciudadano desde los medios. La construcción de un público activo, la autoorganización y la movilización de procesos reflexivos en los televidentes”. A pesar de ser una frase extensa, simplemente se va a hablar de 6, 7 u 8 temas en común.

Dentro del auditórium, la gente colma el espacio. Ni siquiera los hay en los pasillos. La saturación en cualquier momento será agobiante. La charla va a estar acompañada por Liliana Córdoba, docente de Centros de Estudios Avanzados de la UNC, y el periodista de Radio Nacional Córdoba, Sergio Tagle, aunque este mismo se tarda su tiempo en llegar.

Junto con dos compañeros, y con mi cámara en mano, emprendemos a iniciar una charla más intimista con Lucho, para que estos mismos puedan hacerle una entrevista para un periódico de distribución gratuita. La proposición de la misma queda contestada por el invitado verificándolo después de la exposición de debate, aunque según a su entender podría asistir a una fiesta que organiza el propio Centro de Estudiantes. A partir de ese tema se llega al inevitable elixir mágico que es el fernet con Coca. “¿Todavía siguen bebiendo el Fernandito?”, pregunta. Un rotundo no le hacemos tronar. “Mirá que acá nos ponemos en pedo muy rápido”, le advierto. Lucho se descuaja de la risa. Uno de los chicos que organiza el evento le pregunta al conductor si quiere tomar algo. Él le permite la libertad de cualquier elección ajena. “Traele fernet”, le contesto en su lugar. Al terminar, Lucho nos comenta una anécdota no tan feliz para cuando la pasó, y ni siquiera grandilocuente como para que sea titulado por Crónica. En tono de gracia, me pide que cuide la cámara, y yo como buen caballero que soy le prometí que no lo subiría a YouTube. Además, en ese video, cuando se habla del fernet, se evangeliza ciertas marcas comerciales.

Al recuperar mi asiento, me piden que filme las zapatillas que se mandó traer Luciano. Ideales para las Tortugas Ninjas. Ya lo verán en el próximo video.

La charla arranca de la mano de Liliana. Finalmente llega Sergio. Decí que después se va a cebar unos mates.

Minutos después, un grupo de chicos se suben en el escenario con el fin de interrumpir la charla. Rápidamente preparo mi filmadora, mientras los que permanecen sentados inician una oleada de silbidos. Los mismos evitan dar la palabra a los interventores, pero los afiches los acompañan. Recuerdesé que la toma de los colegios y la calidad de la infraestructura en los edificios educativos es un tema recurrente de ese entonces. Quizás no tanto dentro de la escuela de la ECI. El quilombo, y el caos en mis gritos, se hicieron armar, servido en bandeja.

Bue, los ánimos más tranquilos, el día se oscurece, se prosigue la charla. Mientras los dos primeros panelistas dan sus subjetividades de las cosas, Lucho se prende un pucho cada tanto, y lo maneja tipo Belmondo. “¡Cómo fuma Luciano!”, me va a comentar uno a la salida. Y yo le replico: “Lo que pasa es que cuando Luciano está frente a una cámara, se abstiene del tabaco, y cuando está detrás de ella, se manda la mayor cantidad posible. Es como Lanata: frente a la cámara fuma, y cuando está detrás de ella… inhala cocaína”.

Finalmente, le toca hablar a Lucho, después de recibir un jolgorio acerca del programa televisivo en cuestión como un referente de la vanguardia televisiva. Hablará del stau quo, de la crítica a los periodistas, del ranking, y algún que otro etcétera.

Finalmente, llega el momento que yo esperaba: el momento de las preguntas, el momento que hay que “sacarnos la timidez”, como dice Migue el coordinador. La primera pregunta tenía que ver con Papel Prensa. Es curioso, pero dentro de la misma Semana del Comunicador, hubo una charla sobre Papel Prensa. No fue nadie. Nadie hizo ninguna pregunta. Se lo tuvieron que hacer a Lucho para saber algo. Para colmo, Lucho empieza contestando que no tenía “muy en claro” dicha situación. Es lógico. ¿Quién la tiene? Que sea conductor de 6-7-8 no significa que la tenga. Pero de paso, Lucho aprovecha para dar un ligero golpe a Fontevecchia, a través de una columna que ese mismo publicó aquí.

Después de Papel Prensa, aproveche mi turno y le plantee mi visión de los medios de comunicación de hoy en día, más o menos parecido a lo que había planteado en este blog. Lucho me contesta con un “está claro” y su respuesta de alguna manera trata un futuro mejor a partir de un presente cuestionable. Allí declara que los medios de comunicación no están exentos de la creación de estereotipos. Y creo que ahí se enmarca en su respuesta preponderante:

“Y así como 6-7-8 genera estereotipos sobre discusiones, también es un estereotipo que sale a responder a otro estereotipo. O sea que ahí entra el juego de la dialéctica en el campo de los medios, que estaba construida previamente de esa manera. No estoy diciendo que eso este bien, estoy diciendo que es un primer paso. O es uno de los pasos”.

No quedar conforme con el mismo, mi continuum planteamiento queda interrumpido por un enorme aplauso. Desde entonces me convertí en el malo de la peli. Yo insistí y lo mío denotó mi inseguridad en la cuestión del discurso descontextualizado de Jorge Lanata. El mencionar ese tema, que parecía tabú, generó un breve silencio ensordecedor como el aplauso. Una asistente del público aprovecho para intervenir y dar su breve visión de la misma, semejante a lo que venía planteando (aunque tengo mis inseguridades en eso de compararlo con la teoría de los dos demonios). Y luego, la contestación.

Nuevamente, el aplauso. Soy el bati-villano con una bati-aliada. Al final, Lucho no me contestó. Quizás hubiera sido mejor planteárselo a alguno de los editores de los informes del programa. O al propio Diego Gvirtz. Quizás no podría aportar nada sobre eso.

Luego vendrán otras preguntas en cuestión. Entre ellas, las movilizaciones de 678 Facebook, la polémica del programa dentro de un canal público… y Liliana dando su aporte a mi jodido planteamiento.

PASÓ DE TODO Y NO PASÓ NADA

Al terminar el debate, todo el mundo se levanta de los bancos. El ruido y los murmullos se hacen presentes. Un compañero mío me dice al oído: “Estuviste valiente”. Seguramente por plantear la polémica de Lanata. Y yo le contesto: “Mirá, lo de valiente, me lo voy a meter en el ort…”.

Antes de que iniciara todo esto, acercándose la hora, yo estaba charlando con unas chicas del MST, en donde repudiaban la Semana del Comunicador porque lo consideraban una “Semana K”. De hecho, juzgan al Centro de Estudiantes de ser K o de imponer la ideología K (recuérdese que lo está liderando La Bisagra). Yo les contesté, acerca de la Semana, que podría ser cierto que se a K. Pero lo importante es que uno tiene chance de contrarrestar al mismo. Uno no tiene la posibilidad de defenderse de un programa de televisión o un diario. Pero sí en una charla. Porque vos tenés la posibilidad de levantar la mano y dar tu contra-argumento del que está arriba del escenario. Por eso está buenísimo que venga Luciano Galende. Al igual que estaba buenísimo que venga Pablo Sirvén (aclaro que la visita del segundo lo organizó la Dirección de la ECI, no el Centro de Estudiantes). Pero las chicas del MST insistían en afirmar que todos los que iban a ir a la charla de Galende iban a ser todos oficialistas. Yo les dije que lo dudaba. De hecho, yo me planteaba a mí mismo sobre la enorme cantidad de preguntas que le quería hacer a Lucho, que me resultaba imposible que sea uno sólo; pero que seguramente iba a haber gente que le plantearía preguntas muy parecidas a las mías.

Al final, quede como un boludo frente a las chicas del MST, porque tuvieron razón. Prácticamente, ninguno hizo una pregunta jugada a Lucho. De ahí que me tildaron de “valiente”, y otra chica me diría lo mismo. Sin embargo, las chicas hubiesen asistido a levantar la mano como se los había planteado. Y en lugar de eso, prefirieron participar en la intervención de la charla.

Quedé un tanto decepcionado sobre los que asistieron a la charla de Lucho.

Pasó de todo… y no pasó nada.

Si uno interioriza el año y medio de existencia de 6-7-8, habría hallado sus desajustes, sus contradicciones, sus errores, y un montón de yerbas que brotarían muchas dudas e interrogantes. Y no pasó nada de eso en la charla.

Dentro de la Semana del Comunicador, estuvo también un miércoles Gisella Busaniche, la conductora del programa del canal Encuentro En el medio y ex-integrante de La Liga. Fue una excelente charla. Hice el mismo planteamiento jodido y se generó todo un intercambio de ideas (lo tengo grabado, ya lo voy a subir). Cuando filmaba, me preguntaba a mí mismo: “Si va a haber quilombo por una charla de Gisella, no me quiero imaginar cuando venga Galende”.

Vino Galende. Pasó de todo y no pasó nada.

Me parece que los comunicadores sociales deberíamos ser más jugados en ciertas cuestiones y no tener tabúes. Al igual que los políticos a la hora de hablar, un comunicador no debería tener miedo o ser poco “valiente” en ciertas cuestiones, porque sino los que te van a acompañar van estar desorientados. Yo no sé quién es el culpable de que no haya pasado nada en la charla, y solamente haya pasado de todo en una intervención. Si el Centro de Estudiantes, o las mentes cerradas de las agrupaciones políticas, o la realidad de la Universidad, o la realidad nacional, no lo sé.

Pero me parece que una mejor forma para fortalecer una democracia es jugársela para que las cosas siempre estén en claro. Para que no haya ni “valientes” ni villanos.

Anuncios

3 comentarios en “Lucho Galende: “6-7-8 es un estereotipo que sale a responder a otro estereotipo”

  1. Martín dijo:

    Qué triste ese maltrato para con los compañeros de otras agrupaciones. La señora revoleándole el cartel. Mucha pena da una facultad en la que suceden esa clase de faltas de respeto y la complicidad del que les pide que se vayan o se queden callados.

    Justo en el marco de la Semana del COMUNICADOR.
    Tristísimo

  2. Martín: hay todo un desequilibrio a la hora de COMUNICAR. Yo lo defino, utópicamente, como un intercambio equilibrado de símbolos. De ahí que los medios de comunicación, no son un buen ejemplo de lo que sería la comunicación. Y a decir verdad, pasó algo parecido en ese día, en donde no hubo voluntad por parte del gremio estudiantil para charlar ciertos temas (en este caso, las cuestiones edilícias) y eso forja a que ciertos estudiantes, que sí les interesa, impongan una violencia simbólica. No estoy de acuerdo con la metodología de intervenir así de prepo, ya que no creo que sea justo que una voz se exprese (los chicos que se subieron al escenario) tapando a otra (Galende), porque sino se lo tendría que comparar con el monopolio. Pero también me preocupa el hecho de que no haya una diversidad de voces por parte de los que asistieron a la charla. Saludos.

  3. Mario dijo:

    Sobre el video del quilombo

    La intolerancia es una parte fundamental de la formación académica y política de la ECI actual (todo parece indicar que no hay voluntad de que esto cambie). Tal como quedó reflejado con todo el aparato burocrático-estudiantil silvando y abucheando algo que no viene desde el mismo centro de estudiantes. Si les hubiesen dado 2 minutos de atención, todo habría sido más rápido.

    Es lamentable ver que todo apunta para no cambiar. La obsecuencia al orden del día, mejor chupar las medias al oficialista de turno que prestar atención a un par decir algo que por ahí se prefiera no escuchar. O directamente se prefiera silenciar.

    Es aberrante. Me quedo con la consigna del cartel: “Secundarios tomados. Escuelita callada”. Lamentable realmente. “O pensás como nosotros y te alineás o estás contra nosotros”, la independencia de pensamiento parece ser mala palabra en la ECI. Una pena, generaciones enteras de mutilados académicos, cohortes de mercenarios a la espera de un cargo o puesto en la secretaría que se consiga conquistar mediante elecciones.

    La ECI debería ser ejemplo para escuchar la multitud y sus divergencias (críticamente, claro) Pero no lo es, al menos no desde los organismos oficiales de conducción.

    Felicitaciones por el blog y la cobertura. Muy copado todo. Seguí así.

    P/D: La nota de color es Tagle llegando tarde, cebando mates e incluso estando en el panel ¿no se les cae la cara de vergüenza poner a este personaje tan siniestramente inoperante como panelista? Ah, me olvide que el absurdo no es absurdo en la ECI si viene de la mano de alguien con algo de poder, aunque sea coyuntural. Y después tienen el tupé de clamar por una facultad de Cs de la Inf… por favor cuánta desgracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s