Haciendo cola pa’l infierno…

Murió Cristino Nicolaides

El ex jefe del ejército de la dictadura, condenado a 25 años de prisión, pidió a través de su abogado,  que se anule su sentencia porque al momento del juicio era inimputable.

11.09.2008 | 19:51

foto perfil.com

Cristino Nicolaides | Foto: Telam

Cristino Nicolaides, el ex jefe del Ejército condenado a 25 años de prisión por la llamada Operación Murciélago donde mataron a montoneros durante la dictadura y será enjuiciado por “robo de bebés”, reclamó hoy a la Corte Suprema de Justicia que se anule la sentencia porque, dijo, “condenaron a un loco”. Así se desprende del escrito que presentó el abogado Alejandro Zeverin Escribano, defensor de Nicolaides, ante el juez federal Ariel Lijo, quien condenó el 19 de diciembre de 2007 a Nicolaides y un grupo de represores por la matanza de un grupo de montoneros que regresaron al país en la llamada “contraofensiva” en los años 1979 y 1980.

Ese fallo fue confirmado por la Cámara Federal a mediados del año pasado, pero Nicolaides llegó ahora a la Corte Suprema a través de un recurso extraordinario en el que se sostiene que el militar padecía al momento del juicio “locura sobreviviente” y en consecuencia no comprendía los hechos y era inimputable.

Por eso, junto a Elda Nicolaides -hija del represor-, el abogado reclamó que se interrumpa de inmediato la condena que se le impartió y que, según esta previsto, vencerá el 11 de julio del 2027.

Nicolaides, jefe del Ejército durante el final de la dictadura, fue señalado como quien ordenó, en diciembre de 1983, destruir la documentación que poseía el Ejército; está acusado por robo de bebés y a fines de 2007, en un fallo histórico en el que por primera vez se juzgó a un grupo de represores desde 1986, fue condenado a 25 años de cárcel junto a cinco coroneles y el policía Julio Simón por la represión cometida por el Batallón 601.

Allí Nicolaides fue responsabilizado por los secuestros y torturas de los militantes montoneros Angel Carabajal, Julio Genoud, Verónica Cabilla, Lía Ercilla Guangiroli, Ricardo Zucker y Silvia Tolchinsky -única sobreviviente-, que se habían exiliado al comienzo de la dictadura pero volvieron en 1979 y 1980 alentados por sus jefes, Mario Firmenich y Fernando Vaca Narvaja, quienes se quedaron en el exterior.

Sin embargo, la defensa de Nicolaides impugnó la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia, al sostener que el juicio contra él debió suspenderse porque “dictaron sentencia en contra de un loco” cuando ratificaron el fallo del magistrado, por lo que el recurso debería llegar a la Corte Suprema.

“Insólitamente esta causa llegó a sentencia y a confirmación de ella, sin haberse cumplimentado los pasos esenciales de notificación personal de ellas al imputado, porque el mismo no comprende, actos judiciales fallidos y no válidos; de allí su arbitrariedad”, concluyó el abogado.

Además, agregó que los jueces, al ratificar la condena, “inobservaron” previsiones constitucionales y “dictaron sentencia en contra de un loco”.

Fuente: Perfil.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s