El cine se hace escuchar

EL DISCURSO DEL REY

El Discurso del Rey es la reconstrucción de una amistad anecdótica entre el rey Jorge VI de Inglaterra y un “otorrino” sin licencia. La misma permite provocar todo un interesante debate sobre el intento de adaptación que tiene el Poder milenario frente a los medios de comunicación. Pero más interesante todavía es el modo que propone un director como Tom Hooper a la hora de crear la historia, manteniéndose ajeno a cualquier esquema clásico y típico del cine de época.

Antes de convertirse en un importante líder de su país, Colin Firth, en una interpretación que descarga cualquier fuerza motriz en su garganta, encarna a un príncipe que se enfrenta a la llegada de la radiodifusión en su tierra. El avance de la tecnología en comunicación pone al descubierto la terrible, espeluznante y terrorífica realidad acerca de este joven soberano: es tartamudo. “Ahora somos actores”, le reta su padre Jorge V, a su hijo. Frase poscontemporánea si las hay.

Desesperado por no conseguir una cura, su esposa y futura reina Elizabeth (una preciosa Helena Bonham Carter, como siempre) consigue una desesperante, o no tanta, ayuda por pedido de un conocido de un conocido. Así, ambos terminaran en un sanatorio clandestino formado por el especialista y frustrado actor “shakespeariano” Lionel Logue, encarnado por un bien histriónico Geoffrey Rush.

Más adaptado a la comedia que al drama, el filme nos muestra los métodos poco ortodoxos de Lionel a la hora de ayudar al que será el próximo hombre que aparecerá en las próximas monedas de chelín.

Bertie y Lionel son las dos caras de una misma moneda. Aun con sus diferencias, los dos terminarán sentándose en el trono de San Eduardo para coronar al rey (los dos).

Pero esa diferencia no es simétrica. Uno va a necesitar más que al otro. Por más que ese uno deba ayudar a su pueblo. Esa asimetría es lo que se genera a partir de la composición visual del filme. Los primerísismos primer planos están lo suficientemente cerca como para enfatizar el trabajo de Firth a la hora de quebrantar, angustiosamente, su fonética. El resaltamiento de la figura sobre el fondo se hace notar: el primer plano de Bertie, de composición desequilibrada, enfrentándose al arrugado papel tapiz del consultorio denota una cierta lucha de clase, pero de un toque irónico.

Sin embargo, el equilibrio está en la secuencia de montaje en donde se pone en práctica los remedios caseros, ya sea ablandando los cachetes, gritandole a la ventana abierta o endureciendo el cuerpo frente a un público.

El momento decisivo, en donde el nuevo rey proclama su primer discurso de guerra contra la Alemania nazi, es secretamente (y supuestamente) un momento necesario en la Segunda Guerra, que definir(í)a el destino de un país. Luego de un travelling de acompañamiento, en donde el rey se adentra a un cuarto oscuro, con el nerviosismo de punta, Lionel toma una batuta invisible para acompañar, en silencio, el discurso que será escuchado por miles de ingleses. Ese momento queda realizado como cierta apariencia a una obra de arte. La construcción de un discurso, comparable con la dirección de una sinfónica, muestra el costado artístico que tiene la política, tan decisivo como peligroso. El show debe continuar… si se espera enfrentarse a los alemanes.

El Discurso del Rey es una forma distinta de observar la historia, lejos de cualquier costumbre habitual del cine histórico, aunque en comparación con el amorío de Mussolini reconstruido en Vincere, es mucho más modesto. Pero no que sea menos interesante. Es posible que se la juzgue de ser minimalista, por algo tendrá doce nominaciones a los Oscar, pero la subjetividad de Hooper es más que destacada y que merece tener en cuenta en la intencionalidad de generar cada uno de sus planos. Y teniendo presente que su sumatoria genera un discurso.

××××× Recomendada

Anuncios

Un comentario en “El cine se hace escuchar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s