André Bazin se ha tomado todo el vino

DE CARAVANA

Algún que otro crítico define a Juan José Campanella como un narrador de historias argentinas, pero que los cuenta en inglés. En ese término, podemos decir que Rosendo Ruíz narra una historia cordobesa, pero contada en francés. De Caravana aplica una narratividad basada en la proclamación de ciertos grupos elitistas donde definían qué cosa era el cine, para poder contar una fábula de interés popular. Esta interrelación entre la elite y lo popular, a simple vista contradictoria, se aplica en forma exitosa y sin recurrir a una selección arbitraria.

Podría decirse que el filme es una adaptación libre del tema El amor puede más, del Potro Rodrigo, aunque la situación de género es inversa: Juan Cruz es fotógrafo, vive en el Cerro, “la zona de los chetos”, sus amigos viven en countries, en pocas semanas dará una exposición artística propia en el Carrafa, y la empresa que le da el pan de cada día lo envía a un recital de cuarteto para sacar algunas fotos. Sarita, quizás viva cerca por Alberdi, después de “curtir” con el Laucha, se va a divertir junto con su amiga travesti, la Penélope. Un recital del cuartetazo será el escenario de una unión interclasista. Allí, todo queda retratado bajo las enormes filas de la entrada, los detalles de que cómo la cana realiza los cacheos, los dedos de las manos para nombrar los nombres de barrios… Evidentemente, la cámara tiene ojos de comechingones.

Todo será dificultoso para Juan Cruz cuando, entre un hecho y otro, termine siendo presionado por estos personajes, liderados por el Maxtor, que se hace el amenazante con una navaja pero que es más bueno que el ferne´con coca, para trabajar como distribuidor de ciertas mercaderías. Así, Rosendo crea un cuarteto de oro digno de fanatizar a cualquier amante del cine de enredos. La antropología lúdica permite que la historia cobre tanta vida como un tema de La Mona potenciada bajo colores intensos y llenos de vigor. La alegría de ver la actitud novata del Juan, los sacados de quicios del Maxtor por alguna que otra chiquilinada de la Penélope o el canchereo intelectual del propio Maxtor a la hora de hablarnos del arte (cuando él mismo reconoce que hace música para levantar minas) son elementos que se expresan en una diégesis construida en forma tal que queda lejos de cualquier comedia telenovelezca barrial.

Y es que Rosendo toma en cuenta la utilidad de los movimientos de cámara, como así también la profundidad de campo, para recrear una coordinación del tiempo y el espacio que en sí funciona para que los personajes cumplan su función. Muy pocas oportunidades se han tenido la posibilidad de ver cómo una comedia nacional se aprovecha del recurso propuesto por Bazin, la democratización dentro del campo, para lograr un chiste efectivo. Los extensos, y más que interesantes planos, demuestran la importancia que le da Rosendo a la hora de escribir (para compararlo con la literatura) las imágenes. Un plano general, en donde un efusivo Laucha le habla al Juan, mientras nos acercamos cada vez más hacia él, observando aún más sus rasgos faciales, para luego terminar con una escandalosa foto, está construido en base a un fin humorístico. Y siempre bajo términos del cine.

De Caravana es una sorpresa cinematográfica. Es una pulga que sale del frasco, como diría Maxtor. Son miradas y oídos que no pretende serlo para ciertos privilegiados, ni para ser una mercadería populista. Todo gira en base a expresar un cierto cariño a una ciudad, en donde un pequeño carruaje que lleva a los tortolitos por la avenida General Paz, como un ridículo plan estratégico final para secuestrar a la Mona, son expresiones en donde un artista trata de explayar su forma de querer a una ciudad, bajo un molde que sólo el cine puede ofrecer.

Nota: dentro del filme, hay un par de guiños a las otras dos películas cordobesas que se estranaron previamente: Hipólito y El invierno de los raros.

××××× Recomendada


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s