Clarín: Los gays pueden casarse, pero la discriminación sigue

La CHA recibe hasta 1.900 denuncias por año. Los homosexuales todavía no pueden donar sangre. Y en la Provincia, una ordenanza impide que las parejas del mismo sexo ingresen a los hoteles alojamiento. A un año del matrimonio homosexual

Por Candelaria Schamun

Naum Politi soñaba con que la del jueves 9 de junio fuese una noche romántica . David, su pareja, cumplía 30 años y de regalo reservó la mejor habitación del hotel General Paz, una suite de $ 608. Pensó en todo: compró una botella de buen vino y se puso la camisa más linda que tenía. Había llamado por teléfono al hotel una semana antes del festejo y le dijeron que debía llevar una seña personalmente. Se tomó dos colectivos para llegar. Una señora le mostró las habitaciones y él eligió la mejor: parecida a un loft de dos pisos , tenía una mesa larga en la planta baja donde pensaba prender las velas mientras cenaban algún plato exquisito. Antes de irse le dieron una tarjeta que acreditaba la reserva . Llamó a su pareja y le dijo que no haga planes para la noche de su cumpleaños. El jueves Naum terminó de trabajar y se fue en remis a buscar a David. Cuando llegaron a la puerta del hotel un conserje se acercó al auto y Naum bajó la ventanilla: –Tengo una habitación reservada– dijo, mientras mostraba la tarjeta. El hombre de traje gris los miró y respondió: –Todo bien chicos, pero acá no dejamos entrar a parejas del mismo sexo .NEGRA NOCHE. NAUM POLITI QUISO CELEBRAR EL CUMPLEAÑOS DE DAVID, SU PAREJA, EN UN HOTEL ALOJAMIENTO. NO LOS DEJARON PASAR POR SER GAYS.

–¿Me estás haciendo una broma?– contestó Naum.

–No. Te hablo en serio.

¿Puedo entrar a un registro civil pero no a un telo? ¡Es una locura!– gritó Naum, indignado.

En la provincia de Buenos Aires continúa vigente la ordenanza general N° 96, que prohíbe el ingreso de personas del mismo sexo a los hoteles alojamiento . Fue firmada el 10 de diciembre de 1970, durante el gobierno de facto de Roberto Levingston. En su artículo uno dice: “La presente ordenanza será de aplicación en ‘Albergues por Hora’, ‘Alojamientos por Hora’, ‘Hoteles Alojamientos’, ‘Hoteles habilitados’, y todo otro establecimiento cualquiera fuese su denominación que esté destinado a alojar parejas de distintos sexos”.

Aunque no ocurre con la mayoría, algunos hoteles aplican esa normativa anacrónica al pie de la letra. Suena ilógico, por lo tanto, que en el mismo país donde desde hace casi un año está legalizado el matrimonio gay (la ley se sancionó el 14 de julio pasado y se promulgó una semana después), se niegue a parejas del mismo sexo el ingreso a ciertos hoteles de la Provincia. Pero la deuda todavía es grande : la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) recibe por año entre 1.500 y 1.900 denuncias por discriminación y los homosexuales siguen sin poder donar sangre.

Pedro Paradiso Sottile, secretario y coordinador del Area Jurídica de la CHA, explicó a Clarín que “estas ordenanzas lesionan, restringen, alteran y amenazan con arbitrariedad e ilegalidad manifiesta los derechos contemplados en la Constitución y tratados internacionales de Derechos Humanos”.

Rápido de reflejos, poco después de que le negaran el ingreso Naum se puso a recolectar pruebas . Se acercó a la cabina de seguridad del hotel y volvió a pedir explicaciones.

La noche parecía perdida.

Pero pudo filmar con su celular el momento en que el conserje le decía que no podían entrar por ser homosexuales. “Llamé al 911 y nunca me contestaron. Me hicieron mucho daño; es una sensación horrible . Lo peor fue cuando el conserje me dijo que si hubiese dicho cuando hice la reserva que era gay, todo esta situación se hubiera evitado. Días después presenté en el INADI la denuncia por discriminación ”, explicó Naum.

Gabriel Liñares, encargado del General Paz, reconoció la situación ante Clarín : “Hay una reglamentación que prohíbe el ingreso de individuos del mismo sexo.

Cuando hizo la reserva ignorábamos que vendría con otro señor ”.

Fuentes de la Asociación Hotelera de la Provincia de Buenos Aires explicaron que hicieron presentaciones para que esta ordenanza se modifique . “Lo tiene que cambiar el Consejo Deliberante de cada municipio. Hoy en la mayoría de los distritos no pueden ingresar personas del mismo sexo a los hoteles alojamientos”, explicaron.

La noche de Naum se desmoronaba y luego de aquel violento episodio sólo tenía ganas de regresar a su casa. “Se arruinó todo, ya está”, le dijo a su novio David, que enseguida le contestó: “Vamos a otro lado” . Y eso hicieron. Fueron a otro hotel y Naum, temeroso, preguntó fue si dejaban entrar a parejas del mismo sexo. El conserje se rió y contestó que por supuesto. Tomaron una habitación y al fin pudieron brindar.

Fuente: Clarín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s