Hegemonía

CLIKEAR IMAGEN

Haz click sobre el póster para conocer la Semana del Comunicador en la ECI.

La semana que viene es la Semana del Comunicador en la Escuela de Ciencias de la Información en la UNC.

Uno de los subtítulos que encontré en la difusión de la misma fue el siguiente: “Cultura, política y juventud en la construcción de una nueva hegemonía”.

“La construcción de una nueva hegemonía”.

No me agrada el término hegemonía.

Tengo una visión muy pesimista del mismo.

Lo veo como todo un aparato que nos impone qué pensar y cómo.

“¿Por qué no relees a Gramsci?”, me dicen.

Perdón. ¿Pero Antonio Gramsci por qué escribía lo que escribía?

Gramsci no buscaba un modelo que le permitiera descubrir los desbalances y contradicciones de aquella visión macro-social que tanto defendía, que era el Partido Comunista. No. Lo que buscaba era que el aparato del mismo, con su propia interpretación de lo que sería el Comunismo, estuviera presente en la cúspide del mundo. Que consiguiera sus adeptos, de persuadirlos, de convencerlos que este es el mejor modelo posible. De otrogarles el poder legítimo. Reemplazar la vieja hegemonía por una nueva. Yo no digo que eso sea ni bueno ni malo. Digo que Gramsci lo veía así.

Algunos preferirán ver la hegemonía desde una mirada gramsciana. Pero yo lo veo desde una mirada foucaultiana. Es decir, la hegemonía como un enorme orden del discurso, que censura una parte de nuestro alrededor, no porque lo considere como algo que es digno para quedarse en el olvido. Sino, como algo que debe evitarse para mantener su poderío.

Yo tengo el anhelo utópico de que exista un mundo en donde no haya ninguna clase de hegemonía o de pensamiento único, que sería la puesta en práctica de la hegemonía. Que estén presentes distintas miradas, que permitan que el Otro descubra cosas que por sí no se hubiera enterado. Ahí me parece que estaría la esencia de la comunicación social.

Porque vos podes tener un país con Fútbol para todos, Carnes para todos, Merluza para todos… incluso Paka-Paka para todos. Pero lo que no va haber es Democracia para todos. Porque siempre habrá alguien que le han quitado sus derechos humanos. Y me parece que el rol del comunicador es estar allí para denunciarlo. Porque uno no puede esperar a que la Hegemonía se entere por sí solo, mientras trata de mantenerse a pie.

Pero bueno. Lo que digo es debatible nomás. A pesar de que la hegemonía no este de acuerdo con lo que digo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s