Preámbulo chileciteño

Transcribiremos a continuación una declaración que redactaron los vecinxs de las asambleas de Chilecito, por pedido de difusión, en contra de la instalación de la minería en las tierras del Famatina. Fue escrita el 19 de septiembre del 2011.

El sol de Chilecito.

Nos los representantes del pueblo de los departamentos de Chilecito y Famatina, reunidos en movilización callejera, por voluntad y elección de sus habitantes que la componen en cumplimiento de pactos preexistentes de gobernantes y mandatarios de turno, con el objeto de constituir la desunión provincial, afianzar la injusticia social, consolidar la violencia interior, promover a la agonía de la desigualdad común, promover el malestar general y asegurar el beneficio de empresas extranjeras, en contra de la libertad y decisiones de sus habitantes, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que no queremos que nos manejen, como enclavar ignorantes, porque hace rato dejamos las plumas, el arco y la flecha y no queremos que vengan atropelladamente a obligarnos a que aceptemos que nos destruyan la vida, invocando la protección de Dios, San Nicolás y Santa Rita, fuente de toda razón y justicia, ordenamos, decretamos y establecemos esta Constitución para la ciudad de Chilecito “en defensa del Famatina y sus nieves eternas”. Disponen armarse de paciencia para defender el agua que es el elemento esencial, para la raza humana y todo ser vivo, el aire puro que es indispensable para vivir, nosotros vivimos de la agricultura y la ganadería, por eso estamos en contra de la explotación minera a cielo abierto o cerrado, que a lo largo colapsarán las obras sociales por tener a todos sus habitantes y afiliados enfermos. A los de afuera les dimos un espacio que no tenían, pero eso no les da derecho a tomar decisiones que no les corresponden, les abrimos las puertas, las aceptamos pero “al Famatina no” y al que no le guste, también tiene las puertas abiertas, para marcharse cuando quiera, no nos necesitamos al contrario empezaremos a defender lo nuestro, “por sangre y suelo”, raíces aborígenes, religión, idioma, cultura, tradiciones, naturaleza, espacios libres, nuestra vida, queremos agua, aire, cielo y tierra no contaminadas, “oro no comemos, agua sí tomamos”, por eso “el Famatina no se toca”, le guste o no le guste, a quien sea, que le afecte sus negociados, no se pusieron a pensar que también están de paso, no son eternos ¿y que le dirán al Creador cuando les pase factura?.

Solamente cuando se haya

cortado el último árbol

matado el último animal y

envenenado el último río

el hombre se dará cuenta

que no se puede comerse el dinero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s