Basura neoliberal y ninguneo

Mañana se privatiza la recolección de residuos en Córdoba. El fantasma del neoliberalismo al acecho. Pero a la vez,  la disyuntiva estatal-privado oculta a una de las figuras centrales de la limpieza. 

Foto: LaVoz.

 Recuerdo que una vez vi un afiche de la Franja Morada, la agrupación estudiantil apegada al radicalismo, que decía más o menos así: “Soy de la Franja, es así, porque mi viejo lo fue”. Es decir, es como que el proyecto de la UCR, suponiendo que existe tal cosa, fuera una enfermedad de transmisión hereditaria.

El intendente Ramón Mestre, bajo la calificación de Pequeño M por parte de Luis Juez, reencarna lo que hace tiempo hacía su padre durante su gestión. Lo que fue la privatización de la recolección y limpieza de residuos en las calles cordobesas de parte de la empresa Cliba, uno de los tantos tentáculos que nacen del Grupo Roggio, ahora el último eslabón de la dinastía repetirá la historia a lo que fue una fugaz empresa estatal. Crese fue creada por orden del aquel entonces intendente Daniel Giacomino, él mismo que contradictoriamente se fue con una ciudad colapsada de desechos cloacales por la falta de control de la construcciones inmobiliarias.

A partir de mañana, Crese estará en pleno proceso de tercerización de parte de dos empresas de sociedad anónima: Cotreco y LUSA (Logística Urbana). El primero, se encargará de recolectar la zona sur de la ciudad y el segundo la del norte. Ambos trabajarán en conjunto con las propias oficinas, vehículos y empleados de Crese. Los residuos quedarán en el predio de ruta 36, tierras que seguirán estando a cargo de la municipalidad.

Como lo venía relatando Lázzaro Lorrens para la revista Veintitrés, Cotreco S.A. es una empresa que tiene como presidente a Horacio Busso, primo hermano de Sergio Busso, figura de cuadro de Unión por Córdoba y que el año pasado no tenía otra cosa que hacer más que querer penalizar a los skaters mediante una reforma del Código de Faltas. Mientras que LUSA, es manejada por el correntino Juan Carlos Romero, dueño de los sistemas de transporte urbano en toda la región del Litoral del país, incluyendo la ciudad de Asunción de Paraguay, y que su experiencia en el negocio de la basura es de tan sólo siete meses.

Estas dos empresas fueron las privilegiadas luego de un pedido de cotización, por orden de la municipalidad, a comienzos de febrero. Entre los seis que se presentaron, también estaba Cliba.

El jueves pasado, la Multisectorial en Defensa de Crese y TAMSE (este último es la segunda empresa estatal, encargada del transporte público, que la intendencia planifica su privatización) presentó un recurso de amparo a la Justicia, en donde denuncian las irregularidades en la concesión, reclaman una participación más democrática para decidir la situación y reiteran la poca confianza que el sector privado se encargue de este servicio, debido a la anteposición del lucro por parte del mismo. La Multisectorial está integrada, entre otros, por la secretaria general del gremio de los trabajadores judiciales, Irina Santesteban, el Sindicato de Luz y Fuerza Córdoba, los centros de estudiante de Ciencias de la Información, Psicología y FAMAF de la UNC, las secretarías de derechos humanos del SUOEM y de la Municipalidad, la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos y agrupaciones kirchneristas.

La jueza Gabriela Faraude rechazó la medida cautelar. Sin embargo, aclaró que el amparo tendrá su apertura y aclara que se requiere pruebas que defiendan la denuncia. “Nos piden documentación que no está en nuestro poder, porque no hemos tenido acceso al contrato que se firmó con las dos empresas”, explicó Hugo Vaca Narvaja, parte de la Multisectorial, a La Voz del Interior. El grupo insiste en que continuará con el amparo.

Y para aprovechar los últimos párrafos de esta columna, y no necesariamente el tema que menos importe, sería interesante recalcar una figura que no podría quedar ajeno cuando de limpieza se trata. Estamos hablando de los carreros.

La Cooperativa de Carreros y Recicladores La Esperanza presentaron el 15 de diciembre del año pasado a la municipalidad una lista de propuestas alternativas sobre el tratamiento de la basura.  Las palabras de la cooperativa mediante comunicado: “mostrábamos la posibilidad de encarar el problema de la basura de la ciudad de modo más racional y hasta económicamente rentable, que consta en avanzar en el reciclado de gran parte de las 500 toneladas de basura que se generan por día (hoy se recicla menos de 20 toneladas), lo que generaría más de 2.000 puestos de trabajo genuino, además de aportar de manera considerable al cuidado del medio ambiente en la ciudad, y comenzaría un camino para reemplazar el trabajo en el carro por trabajo en plantas de reciclado y centros de acopio y selección de basura. Aún estamos esperando respuestas”.

La Esperanza también relata una visión que pretende desapegarse a la disputa estatal-privado: “pareciera que toda la discusión nuevamente se limita a si el servicio de recolección de basura debe o no ser privatizado. Tristemente vemos que la discusión es exclusiva entre el gobierno y el sector privado de las grandes empresas, y los trabajadores quedamos excluidos en la construcción de posibles soluciones. Entendemos que una vida democrática obliga a que todos quienes somos parte de un sector nos sentemos en la mesa a buscar las mejores soluciones para el conjunto de la sociedad cordobesa, y sobre todo los sectores que históricamente hemos sido relegados una y otra vez, quienes siempre hemos sido visto como un problema y no como trabajadores que tratamos de llevar un pedazo de pan a nuestras casas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s