Las manos negras del hombre del CEDIN

Bugliotti

Por Lea Ross (@LeandroRoss)

La noche pasada, o sea del día domingo, el programa televisivo Bajada de Línea trató el tema del CEDIN. Recuérdese que dicho plan consta de una serie de bonos destinados a la inversión inmobiliaria y de construcción, que se obtienen mediante el depósito de dólares. Sorpresa recibieron algunos de los pocos cordobeses que veían el programa de Canal 9 de Buenos Aires, cuando su conductor Víctor Hugo Morales presentó a Euclides Bugliotti como el invitado del día.

La noticia de que el cordobés desarrollista se convirtiera en el principal impulsor del mercado para blanquear los dólares tuvo su trascendencia en los medios nacionales. A tal punto que, a partir de la difusión sobre una pelea que tuvo con su esposa, “de derecha”, al oponerse ella al plan del CEDIN, fue tildado como un empresario “de izquierda”.

La gente tiene que tener un poco de corazón y desprenderse”, relataba Tati al justiciar la adhesión al plan. “El empresario no saca plata, no tiene para sacarlo”. Bajo la figura de un sujeto emprendedor, aseverando como si toda la sociedad tuviera dólares que guardan bajo el colchón, el “Tati” Bugliotti también tiene algo más para contar.

Ex-menemista, incluso para ofrecer su estadio Orfeo para el acto de la nueva candidatura de Carlos Saúl Menem para 2003, Euclides Bugliotti se ha convertido en uno de los máximos referentes del desarrollismo inmoviliario. Dueño de departamentos, hoteles, residencias, líneas de supermercados, incluso de su propia estación FM en la radio, el Tati demuestra tener un cierto apego a la libertad de mercado del lado izquierdo.

Es uno de los vocales titulares de la Fundación Mediterránea, entidad empresarial creada en plena Dictadura para avalar el plan económico de José Martínez de Hoz, y donde muchos de las empresas que integran la misma fueron beneficiados por la gestión de Domingo Cavallo, a su vez impulsor teórico de la fundación.

Para 1998, Bugliotti funda el Grupo Dinosaurio, al poner en venta la líneas de supermercados Libertad, creadas a mediados de los ’80, al grupo francés Casino. A partir de entonces, crearía el enorme complejo Dinosaurio en distintos puntos de la ciudad de Córdoba.

Cuando avizora un negocio en la ciudad, su estrategia se basa en ir apropiándose, lenta y persistentemente, de un sector urbano. Una vez que hizo pié, marca el territorio y con habilidad pone en escena pública alguna carencia urbana, un estadio cubierto o una terminal de ómnibus obsoleta”, señaló el arquitecto Arquímedes Federico en 2009, en alusión a Bugliotti y el encargo que le dio la provincia para la realización de la Nueva Terminal, que al final lo desistió.

Como un monstruo gigante que amenaza con mucha voracidad, los vecinos de Villa la Maternidad, ubicada frente al complejo Dinosaurio de la avenida Agustín Garzón, permanecen atentos a cualquier desalojo que puedan padecer por parte de la policía y de las topadoras. Y es que los vecinos saben que están en tierras altamente cotizadas para los especuladores. En 2004, ya sufrieron un desalojo forzado por uniformados y máquinas de construcción, arrasando sus casas y llevándolos al barrio “Ciudad de mis Sueños”, a lo que ellos califican como un “gueto”. Además, denuncian un plan de acuerdo entre el empresario del Grupo Dinosaurio junto con el gobernador De la Sota, para la apropiación de esas tierras.

Y por si esto fuera poco, Bugliotti no solo de tierra levantada se ensucia. Para ese mismo año, se realizó una denuncia sobre las coimas del juez Agustín Bustos Fierro, devenidos de aquellos que querían salvarse del corralito financiero. Entre ellos, Bugliotti, quien habría sido beneficiado por una de las medidas cautelares por parte del juez. “La acusación dice que, sin ningún tipo de control administrativo ni respeto de la metodología vigente, el juez dictaba una medida cautelar y los letrados pasaban por el banco, acompañados de un oficial de la Policía Federal, y retiraban el depósito. Esta simple operación convirtió al corralito en un millonario negocio para muchos abogados cordobeses, sobre todo para aquellos estudios poderosos”, señala Camilo Ratti en aquel entonces para Página/12.

Hoy, Bugliotti es un paladín de la lucha contra el dólar negro y la estabilidad monetaria, usando las banderas de las empresas desarrollistas como generadores de empleos. Durante 2012, en la provincia de Córdoba  trece obreros de la construcción fallecieron mientras realizaban sus trabajos. En 2011, las tragedias eran cinco en total.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s