CRÍTICA DE CINE: X-MEN, DÍAS DEL FUTURO PASADO

Lo que nos queda es el presente (4/10)

Foto: CRÍTICA DE CINE: X-MEN, DÍAS DEL FUTURO PASADO

Lo que nos queda es el presente (4/10)

Luego de producir la serie Dr. House, Bryan Singer vuelva a la camaradería de Marvel Comics para continuar la saga de los Hombres (y las Mujeres) X. Bajo el aprovechamiento didáctico, más que lúdico, de los viajes en el tiempo, X-Men: Días del futuro pasado pretende ser la unión entre la saga desarrollada en la década pasada, más las precuelas recientes. Sin embargo, la cabeza de Singer no se compara con la de House ni tampoco con la del Profesor X, ya que tropieza tanto como las piernas de estos dos personajes. 

Todo arranca en el año 2022 aproximadamente. Las principales ciudades del mundo están devastadas y repletas de cadáveres. Una seguidilla de androides deformados gigantes han masacrado a la humanidad, tanto a los mutantes como a los no mutantes. Es así que Charles Xavier, Magneto, Tormenta y tantos otros diseñan un plan que mezcla la Relatividad con algún supuesto no explicitado sobre neurología. Wolverine será el encargado de transportarse cincuenta años atrás para evitar la catástrofe que ha desencadenado el apocalipsis. Para eso, deberá juntar a los amigos-rivales Charles y Magneto de los años ’70 para ayudarlo.

El enfrentamiento a tiros con una banda de mafiosos, un plan de escape en el propio Pentágono, un complot en pleno tratado de paz entre EE.UU. y Vietnam y la instalación de un estadio béisbol para rodear la Casa Blanca son algunas de las secuencias que se meten en la trama. Eso sí, por razones de contexto temporal, a Wolverine no lo veremos con sus garras de platino.

Los viajes en el tiempo son la curiosidad que ha atraído a científicos y cineastas por igual. Y esa sería la clave para que Singer juntara todo el elenco de X-Men en una sola secuencia. Por desgracia, hay una cierta empatía de jugar a ser una especie de Dios supremo, más que como una forma de jugar con la trama, tal como lo hicieron Volver a Futuro y Terminator. No son los saltos en el tiempo los que atraen al espectador, sino la maniobra de todo mutante a la hora de enfrentarse su presente. Tal es el caso de la secuencia en tiempo congelado, donde un mutante aprovecha su supervelocidad para burlarse de los guardias de seguridad (a pesar de la incoherencia espacio-temporal de escuchar música en tiempo real con sus auriculares).

El hecho de cambiar, dar vuelta, y por ende recuperar la vida de algunos personajes, quita la esencia de todo aquello que atrapa una narración, tanto en la historia (el contenido) como en el relato (cómo es contado). Si la incoherencia de otro filme como X-Men Orígenes: Wolverine se radica en esta idea de que al protagonista le pasa un montón de cosas, para que al final lo termina olvidando; en éste último filme ocurre lo mismo: nada se destruye, todo se transforma. Si todo puede recuperarse, la vida es un sinsentido. Y por ende, también la supervivencia.Luego de producir la serie Dr. House, Bryan Singer vuelva a la camaradería de Marvel Comics para continuar la saga de los Hombres (y las Mujeres) X. Bajo el aprovechamiento didáctico, más que lúdico, de los viajes en el tiempo, X-Men: Días del futuro pasado pretende ser la unión entre la saga desarrollada en la década pasada, más las precuelas recientes. Sin embargo, la cabeza de Singer no se compara con la de House ni tampoco con la del Profesor X, ya que tropieza tanto como las piernas de estos dos personajes.

Todo arranca en el año 2022 aproximadamente. Las principales ciudades del mundo están devastadas y repletas de cadáveres. Una seguidilla de androides deformados gigantes han masacrado a la humanidad, tanto a los mutantes como a los no mutantes. Es así que Charles Xavier, Magneto, Tormenta y tantos otros diseñan un plan que mezcla la Relatividad con algún supuesto no explicitado sobre neurología. Wolverine será el encargado de transportarse cincuenta años atrás para evitar la catástrofe que ha desencadenado el apocalipsis. Para eso, deberá juntar a los amigos-rivales Charles y Magneto de los años ’70 para ayudarlo.

El enfrentamiento a tiros con una banda de mafiosos, un plan de escape en el propio Pentágono, un complot en pleno tratado de paz entre EE.UU. y Vietnam y la instalación de un estadio béisbol para rodear la Casa Blanca son algunas de las secuencias que se meten en la trama. Eso sí, por razones de contexto temporal, a Wolverine no lo veremos con sus garras de platino.

Los viajes en el tiempo son la curiosidad que ha atraído a científicos y cineastas por igual. Y esa sería la clave para que Singer juntara todo el elenco de X-Men en una sola secuencia. Por desgracia, hay una cierta empatía de jugar a ser una especie de Dios supremo, más que como una forma de jugar con la trama, tal como lo hicieron Volver a Futuro y Terminator. No son los saltos en el tiempo los que atraen al espectador, sino la maniobra de todo mutante a la hora de enfrentarse su presente. Tal es el caso de la secuencia en tiempo congelado, donde un mutante aprovecha su supervelocidad para burlarse de los guardias de seguridad (a pesar de la incoherencia espacio-temporal de escuchar música en tiempo real con sus auriculares).

El hecho de cambiar, dar vuelta, y por ende recuperar la vida de algunos personajes, quita la esencia de todo aquello que atrapa una narración, tanto en la historia (el contenido) como en el relato (cómo es contado). Si la incoherencia de otro filme como X-Men Orígenes: Wolverine se radica en esta idea de que al protagonista le pasa un montón de cosas, para que al final lo termina olvidando; en éste último filme ocurre lo mismo: nada se destruye, todo se transforma. Si todo puede recuperarse, la vida es un sinsentido. Y por ende, también la supervivencia.

Anuncios

MEDI CLIN CAJA

Por Lea Ross (@LeandroRoss).



Ayer se anunció el inicio del funcionamiento de una nueva carrera para la formación de médicos en Córdoba. Se trata de la Facultad de Medicina del Instituto Universitario de Ciencias Biológicas de Córdoba (IUCBC). La ceremonia de la inauguración se realizó en el Palacio Ferreyra, quienes estuvieron presentes los funcionarios delasotistas Oscar González y Francisco Fortuna, y también del diputado kirchnerista Martin Gill.

El instituto fue creado por el Hospital Privado y cuenta con autorización provisoria de parte del Poder Ejecutivo Nacional (Decreto 1.640 del 2012).

Como se sabe, contará en su primer año con 55 estudiantes. Sin embargo, tal como lo señala el portal Infonegocios, la facultad pretende abarcar 300 estudiosos.

Y aquí viene el negoción: el arancel es de 3.500 pesos… ¡mensuales! Es decir, esperan superar una acumulación de un millón de pesos por mes.

Por si fuera poco, se trata de la formación de futuros profesionales cuya labor no será aplicada en los hospitales públicos, sino para formar parte del plantel de las entidades privadas. Tal como lo señala el director del instituto, Luis Amuchástegui, en distintos medios de comunicación, la nueva facultad pretende ser el “semillero” del propio Hospital Privado.

Además, el Hospital Privado también maneja otra entidad de lucro llamado Inbro, empresa de seguros médicos. “Estimamos que la rentabilidad proveniente de este negocio se podría triplicar en los próximos dos años y medio”, detalló Pablo Paltrinieri a InfoNegocios. Para lograr semejante benefició, el hospital firmó un convenio con el CGSC, una multinacional que lucra con ésta clase de seguros.

Sin duda alguna, este gran negociado no podía forjarse sin la ayuda de la actual Ley de Educación Superior, promulgada en el menemismo. Esto va en consonancia con la aplicación del cupo en la Facultad de Medicina en la UNC, una carrera saturada de posgrados, que restringen los contenidos a los estudiantes.

El país todavía espera (¿espera?) un debate serio para cambiarla. Pero parece que los funcionarios provinciales y los diputados nacionales no tienen tiempo para debatirlo, ya que tienen que inaugurar nuevas empresas.

Corincor SA, a Finanzas

La empresa creada en 2000 por el Gobierno de la Provincia, para la venta de bienes provinciales, fue disuelta hace una semana. Ahora, todas sus funciones estarán a cargo del Ministerio de Finanzas.

La Corporación Inmobiliaria Córdoba Sociedad Anónima había sido creada bajo el contexto del “menemismo tardío”, a penas asumiera De la Sota como gobernador. Estuvo a cargo de las polémicas ventas del Patio Olmos al Grupo Irsa y el ex-batallón 141 para el grupo empresarial de Eurnekian. También se encargó de la venta de los espacios que ocupaban las comisarían durante la gestión de Schiaretti. Llegó a mover centenares de millones de pesos.

Debido al ajustado presupuesto que le depara a la provincia para éste año, se optó por la absorción de la entidad autártica a manos del ministerio que está a cargo de Ángel Eletorre.

1613949_10202016895567632_6430092572884347024_n

EEHHH, ¿Y LA PUERTA GIRATORIA? ¿DONDE ESTÁ LA PUERTA GIRATORIA?

Foto: EEHHH, ¿Y LA PUERTA GIRATORIA? ¿DONDE ESTÁ LA PUERTA GIRATORIA?

Un fuerte argumento que se tiene a la hora de defender los linchamientos es la supuesta falta de procesamiento penal a los llamados "malvivientes" de nuestra sociedad. En teoría, así como los "negros" son detenidos en un instante, al otro día terminan siendo liberados.

Curiosamente, Adolfo Ruiz publicó en la edición especial de la revista Umbrales (marzo de 2014) una tabla donde muestra la sobre-población que hay en las cárceles cordobesas, a partir de datos brindados por el informe anual del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos).

El hacinamiento de nuestra provincia supera 9 veces la media nacional: aloja 6.307 presos en celdas donde solo pueden vivir 5.531. El 51% de los presos no tienen condena y esperan su sentencia tras las rejas. 

En el 2012, se duplicó la tasa de crecimiento de la población penitenciara: del 8% al 14%. Hablamos del año en que prácticamente arrancó la nueva gestión de De la Sota.

Para que los presos puedan conocer la puerta giratoria deberían preguntárselo a Jorge Petrone.
Un fuerte argumento que se tiene a la hora de defender los linchamientos es la supuesta falta de procesamiento penal a los llamados “malvivientes” de nuestra sociedad. En teoría, así como los “negros” son detenidos en un instante, al otro día terminan siendo liberados. Curiosamente, Adolfo Ruiz publicó en la edición especial de la revista Umbrales (marzo de 2014) una tabla donde muestra la sobre-población que hay en las cárceles cordobesas, a partir de datos brindados por el informe anual del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos). El hacinamiento de nuestra provincia supera 9 veces la media nacional: aloja 6.307 presos en celdas donde solo pueden vivir 5.531. El 51% de los presos no tienen condena y esperan su sentencia tras las rejas. En el 2012, se duplicó la tasa de crecimiento de la población penitenciara: del 8% al 14%. Hablamos del año en que prácticamente arrancó la nueva gestión de De la Sota. Para que los presos puedan conocer la puerta giratoria deberían preguntárselo a Jorge Petrone.

El pichuelo y el alcón (1930 – 2014)

El pichuelo solía tocar las cuerdas de la vigüela del gaucho. Pero también tenía su bravura al desenvainar la espada del santo.

Pichuelo que has de correr por los escenarios y volar por las cabezas de las almas.

Saltar por encima de los muros, histrionismo incandescente.

Picoteaba los escritos de Walsh y Cortázar.

A lo sumo un Shakespeare.

El pichón alcanzó a todos, incluso la muerte. El pichón ya conoció la muerte. Y desde entonces, conoció a su propio alcón, aquel que llevamos todos adentro.

Foto: EL PICHUELO Y EL ALCÓN (1930 - 2014)

El pichuelo solía tocar las cuerdas de la vigüela del gaucho. Pero también tenía su bravura al desenvainar la espada del santo.

Pichuelo que has de correr por los escenarios y volar por las cabezas de las almas.

Saltar por encima de los muros, histrionismo incandescente.

Picoteaba los escritos de Walsh y Cortázar.

A lo sumo un Shakespeare.

El pichón alcanzó a todos, incluso la muerte. El pichón ya conoció la muerte. Y desde entonces, conoció a su propio alcón, aquel que llevamos todos adentro.

RNMA: “No está en juego y nunca lo estuvo toda la ley de medios”

Transcribiremos el comunicado de la Red Nacional de Medios Alternativos sobre las audiencias para determinar el fallo que frena algunos artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

3_1377719537_G

Foto: Gentileza CIJ.

LA CORTE, EL GOBIERNO, CLARÍN Y LOS MEDIOS COMUNITARIOS, ALTERNATIVOS Y POPULARES

Luego de muchas idas y vueltas judiciales, la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá resolver si cuatro artículos (41, 161 en su totalidad y 45, 48 parcialmente) de la ley de medios son constitucionales o no para aplicárselos al grupo Clarín.

La decisión de la Corte, ya sea a favor de la validez o por la inconstitucionalidad de esos artículos, no comprende al resto de la ley aprobada por el Congreso, que continúa vigente y aplicable desde su promulgación.

La aclaración vale para entender que no está en juego –nunca lo estuvo- toda la ley ni tampoco la aplicación integral de la misma para el resto de los actores, dentro de los cuales hay otros grupos oligopólicos que ya han presentado sus planes de adecuación a la ley (en general son propuestas de transferencias interfamiliares más que adecuaciones al espíritu de la norma). Esto es así por cuanto las acciones ante la Justicia han sido interpuestas solamente por el grupo Clarín.

La audiencia pública informativa, convocada por el máximo tribunal para el próximo 28 de agosto – como paso previo a su fallo-, permitirá que cinco amicus curiae del Gobierno Nacional y cinco del grupo Clarín esgriman sus argumentos a favor y en contra de la constitucionalidad de los artículos. Si el fallo es por la inconstitucionalidad, sólo alcanzará al Grupo Clarín en cuanto a la aplicación de los cuatro artículos. Los otros grupos deberán cumplir con la ley salvo que también inicien acciones legales. Sin embargo, de ser el fallo a favor de Clarín se podría suponer que la AFSCA no avanzaría en la desinversión con los demás grupos concentrados de medios.

Desde la AFSCA se afirma: “Si queremos lograr la incorporación de nuevos actores primero debemos avanzar en la desconcentración. Por eso nuestra preocupación es que se destrabe la situación judicial para avanzar en el cumplimiento íntegro de la ley”.

Que el gobierno y la AFSCA continúen sosteniendo la estrategia de que la aplicación integral de la ley está supeditada al fallo de la Corte solo puede entenderse como una decisión política. Entonces, en caso de que los artículos se declaren inconstitucionales (es una posibilidad ya que los votos están divididos) esto llevaría al gobierno, como hasta ahora, a seguir por el camino de dilatar su aplicación o hacerlo parcialmente.

En esta disputa binaria, reafirmamos nuestra histórica posición anti-monopólica y desconcentradora que recogen los artículos cuestionados por el grupo Clarín. También recordamos nuestro histórico reclamo de la anulación del decreto 527/05 que beneficia a varias de las corporaciones que deberían desconcentrar. Y, al igual que lo hiciéramos el 7D, le decimos NO tanto a los monopolios privados como a los gubernamentales.

A 4 años… sin Plan Técnico ni 33%

A dos meses de que se cumplan los 4 años de sanción de la ley vemos con preocupación la situación de nuestro sector – el de los medios comunitarios, alternativos y populares – al que se lo cita cada vez que se desea mostrar cuán democrática es la norma.
Se avanza en el reparto del espectro sin cumplir con lo que la ley exige como condición previa: la elaboración del Plan Técnico. Este mapeo del espectro permitiría, en primer lugar saber cuanto está ocupado y por quienes y cuánto está libre. Y luego planificar la reserva del 33 % para los prestadores sin fines de lucro, según marca la ley, lugar en el que deben tener prioridad los medios de nuestro sector, como expresión de diferentes actores sociales y políticos con su diversidad de voces y de discursos.
Más allá que existan zonas del país en que ese 33% no sea ocupado hoy en su totalidad, el Estado debe tener una política de promoción y ayuda para el desarrollo y la multiplicación de estos medios.
La elaboración del Plan Técnico de un espectro finito, debe obedecer no solo a criterios técnicos sino también a una política que desde el Estado consista en la socialización del espectro para dar cabida a multiplicidad y diversidad de sectores como garantía real de la democratización de la comunicación.

Licencias, autorizaciones y adjudicaciones directas

Sin haber elaborado el plan técnico ni hecho la reserva del 33%, desde octubre de 2009 hasta fines de julio de este año se han entregado 895 autorizaciones de FM a los tres prestadores que enuncia la ley: de gestión estatal, de gestión privada con fines de lucro y de gestión privada sin fines de lucro. De ese total, sólo 28 fueron para entidades sin fines de lucro. Es decir, un 3,1 %, muy lejos del 33% previsto en la ley.

Autorización (art.37 y 149) y adjudicación directa (art.49) son dos mecanismos que la ley prevé para entregar licencias sin concursos.

En el primer caso es para los estados (nacional, provincial, municipal), la Iglesia Católica, los Pueblos Originarios, las Universidades Nacionales e institutos universitarios y las escuelas públicas. Son otorgadas por tiempo indeterminado (artículo 40). En el segundo para los medios de muy baja potencia y en tanto exista disponibilidad del espectro. Además la AFSCA ha avanzado en la entrega de licencias a quienes viene con permisos provisorios anteriores a la sanción de la nueva ley, muchos desde el menemismo, tal como lo permite la norma.

Otro interrogante es cómo se encuadra la reciente entrega de una licencia FM para la Corporación del Mercado Central dependiente de la Secretaría de Comercio Interior conducida por Guillermo Moreno.

Salta a las claras que sin Plan técnico, no es posible controlar que se esté respetando la reserva del 33 % del espectro para las entidades sin fines de lucro y por ende se estén entregando licencias en forma discrecional.

La mayoría de los 895 medios que recibieron autorizaciones estaban operativos pero muchos de ellos en forma posterior a octubre de 2009, en especial los estatales. Por eso resultan inexplicables las reiteradas negativas a reconocer y legalizar a los medios comunitarios, alternativos y populares, mucho de cuyos proyectos son anteriores a la sanción de la nueva ley.
Es decir, o se dan licencias, autorizaciones y adjudicaciones directas solo después de elaborar un plan técnico, o se reconoce en igualdad de condiciones a los medios operativos y se les entregan licencias a los medios de nuestro sector.

Otros reclamos sectoriales

Uno de los reclamos de fondo que realizamos desde que se inició el debate del anteproyecto que luego fue ley, es el del reconocimiento de nuestro sector en forma diferenciada del resto de las entidades sin fines de lucro. Esto no ha sido recogido ni en el texto de la ley, ni de la reglamentación y tampoco en los intentos de aplicación de la norma.

Los hechos lo demuestran: idénticos pliegos para los concursos, los mismos trámites burocráticos, costosas verificaciones técnicas para los equipos, locutores y operadores matriculados, pago a gestoras de derechos, pago de tributos y formas jurídicas que en muchos casos no se condicen con la manera que tienen estos medios para organizarse. Además de colocarnos en el mismo espacio de disputa del espectro con fundaciones y asociaciones que en muchos casos tiene gran poder económico y político.

La ley también prevé (artículo 97) destinar el 10 % de los fondos recaudados por la AFSCA a proyectos especiales de comunicación audiovisual y servicios de comunicación audiovisual de medios comunitarios, de frontera y pueblos originarios.

Recién en julio de este año AFSCA firmó la resolución 1716/13 por la cual llama a concurso a estos medios para que presenten proyectos que, luego de ser evaluados por un jurado ad hoc recibirán subsidios de entre 100 mil y 200 mil pesos. Se destinan 3 millones de pesos pero AFSCA no ha informado cuál es el total recaudado desde 2009 a la fecha que, según informaciones recogidas, superarían los 60 millones. Para poder concursar se necesita como condición sine qua non tener licencia, autorización o reconocimiento (por 753/06 del Comfer) y en la actualidad son solo un puñado de medios que en nuestro sector pueden cumplir con esa exigencia.

Los fondos que se entregarán antes de las elecciones de octubre – y que en el mejor de los casos llegarán a 30 medios – deberán ser ejecutados antes de fin de año. Para que esto pueda lograrse, recibirán más los medios que están en mejores condiciones organizativas y de estructura para poder invertirlos en menos de tres meses.
Esta situación despierta nuestra preocupación no sólo respecto a la discrecionalidad en la entrega de los fondos sino a que quienes sean los destinatarios no sean los medios que más lo necesiten.

Además queremos llamar la atención sobre las situaciones de interferencias que son expresión de la falta de aplicación de la ley por parte de AFSCA, generando una especie de “ley de la selva” en la que los medios comunitarios, alternativos y populares son interferidos por medios comerciales (FM La Caterva en Buenos Aires y Giramundo TV en Mendoza), intereses extranjeros (Radio El Algarrobo de Catamarca y Radio La Negra de El Bolsón) o fundaciones de vinculaciones políticas con el poder (Radio Quinta Pata de Córdoba).

Finalmente, sostenemos que para el objetivo de democratizar la comunicación es imprescindible que la distribución de la publicidad oficial sea transparente y no se la utilice como premio o castigo con cualquier gobierno de turno. Hay pautas establecidas para ello desde la Relatoría de la libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Otro 7D

Desde la Red Nacional de Medios Alternativos venimos sosteniendo que la democratización de la comunicación, la diversidad y pluralidad de voces y discursos excede a la disputa binaria Clarín-Gobierno.

Decíamos en nuestro documento Antes y Después del 7D, Somos Comunicación que democratizar es mucho más que desinvertir, que la desconcentración no es el único paso para multiplicar voces y discursos y que la adecuación de los monopolios mediáticos a la nueva ley no garantizará por sí sola la democratización de la comunicación. La transferencia de licencias que excedan el tope que marca la ley se hará entre privados que las mismas corporaciones definan. Por lo tanto no se liberará espectro que pueda llegar a ser parte del 33%. Estamos hablando de un proceso de desconcentración que afectaría a 500 de las 5000 licencias que la AFSCA calcula existen en todo el país.

La RNMA manifestó públicamente, desde el principio del debate de la ley, la mayoría de estas opiniones críticas en cuanto al texto de la norma y también de su aplicación. Estas posiciones críticas – fruto de nuestro análisis y de nuestras prácticas cotidianas – que parecieron duras entonces, hoy son sostenidas por muchos actores de la vida social y política, entre ellos otros nucleamientos de medios de nuestro sector.

Desde la RNMA seguimos sosteniendo:

Que la comunicación no empieza ni termina por los medios que son parte de una estructura monopólica sea privada o gubernamental.

Por eso afirmamos que sin las voces que se hacen oír desde sus propios medios, la democratización será parcial. Sin la legalización de los medios comunitarios, alternativos y populares, que ya son legítimos, no habrá democratización plena. La democracia a medias no existe: la pluralidad de voces y discursos es la única herramienta para alcanzar ese objetivo.

Argentina, 26 de agosto de 2013
Red Nacional de Medios Alternativos
http://www.rnma.org.ar

Elecciones 2013: Todos somos enemigos de Cavallo

DOMINGO-CAVALLO-RECORDO-CORRALITO-OPOSICION_IECIMA20111201_0045_13

Por Lea Ross (@LeandroRoss).

Domingo Felipe Cavallo candidato. La noticia sobresaltó a todos. A todo el país. Una burbuja perdida en el tiempo. La referencia máxima del costado monetarista del neoliberalismo pasó a convertirse en candidato, para el frente de los hermanos Rodríguez Saa. La imagen del Mingo tiene un peso más grande desde el lado de la melancolía que de la nostalgia.

Para los candidatos es más fuerte por los recuerdos. El rechazo hacia él rendirá más votos. Por suerte, los votantes no siempre tienen memoria.

Uno de los primeros candidatos en repudiar a Cavallo fue Carlos Caserio, tercero en la lista de Unión por Córdoba. “Fue el hombre que fundió la industria”, señaló el delasotista. Pifiada nomas en esa justa palabra: industria. Ya que su candidato principal, Juan Schiaretti, había asumido el cargo de secretario de industria y comercio durante el mandato de Carlos Menem, bajo el explícito pedido de Cavallo apenas asumiera como ministro de economía. Durante el debate sobre la expropiación del 51 por ciento de YPF, en abril de 2012, Schiaretti declaró en una conferencia de Chile que la privatización de la empresa petrolífera fue “un error”. En ese mismo momento, Javier Llorens presentaba una investigación suya, donde señalaba que Schiaretti habría dado una manito a REPSOL para lograr la compra de YPF.

En 1997, mientras la multinacional planeaba la apropiación de las acciones de la empresa argentina para el ’99, la empresa española se encargaba de vender el gas natural argentino a países vecinos, de la talla de Chile, Brasil y Uruguay, con el chamullo del MERCOSUR y la unión latinoamericana. Con la venta de las mismas mediante acuerdos de reciprocidad de los países compradores, con Schiaretti “como principal artífice” señala Llorens, REPSOL habría conseguido los 16.000 millones de dólares necesarios para comprar YPF.

Además de haber vendido el gas a precios viles, los acuerdo fijados por Schiaretti con los otros países dejaban mucho que desear. Chile debía suministrar su gas natural a la zona sur y Uruguay se encararía de crear reservorios subterráneos para gas; ambos no cumplieron con lo prometido. Mientras que Brasil debía construir la represa hidroeléctrica Garabí “que todavía está en veremos y tiene serios reparos ambientales” (Llorens, 2012). La investigación completa se puede leer aquí.

Los lazos entre estos líderes de listas, Cavallo y Schiaretti, eran muy fuertes. Pero otros se entrometerían en esta relación. Según el padre de la convertibilidad, en el año 1993, Luis Juez, Esteban Dómina (otro referente del Frente Cívico) y Schiaretti pretendían forjar el movimiento cavallista dentro del PJ de Córdoba para disputarle el espacio a De la Sota. A pesar de que Luis Juez declaró en el programa El Avispero de que Cavallo ni siquiera lo conocía en persona, el Mingo señaló en el programa “Futuro Imperfecto” por Canal C, que Juez “era el jefe de la juventud cavallista”.

Es más, Cavallo fue el impulsor intelectual de la Fundación Mediterránea, creada en plena Dictadura para así apoyar el modelo de Martínez de Hoz y, por supuesto, el de Cavallo. Esteban Dómina, el mismísimo historiador y militante del juecismo, fue el coordinador del instituto de estudios de la fundación, el IERAL, hace pocos años atrás.

Pero aún hay más. La Fundación, que integra las corporaciones empresariales que conforman el establishment cordobés, posee entre sus vocales a Euclides Bugliotti, dueño de los Dinosaurios Mall, e íntimo amigo de la candidata Olga Riutort. Su relación es tan estrecha que no sólo la ex de De la Sota utilizó uno de sus establecimientos para realizar el acto inaugural de su partido, La Fuerza de la Gente, sino que además en el emprendimiento ubicado en la calle Rodríguez del Busto se observan pancartas con el eslogan de Olga Diputada, colgadas por militantes y con permiso del propio Bugliotti.

¡Hasta Carolina Scotto está adentro! No hay que olvidarse de todos lo convenios que firmaron la UNC, durante su gestión como rectora, con el grupo Arcor, una de las empresas que creó la fundación neoliberal. Ya sea para la creación del Polo Bio-Industrial como así también exposiciones y charlas sobre los derechos del niño, la candidata kirchnerista nunca titubeó en sacarse fotos con el linaje de los Pagani.

En fin, lo que importa es que enemigos somos todos.